Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2014

SAN SEBASTIÁN

Esta arriba del tren pero sabe que no va a ninguna parte, vagamente trata de calmar la soledad con el método que utilizaba su tío después de enviudar a los 85 años. Los domingos, se iba hasta la estación de tren y viajaba hasta el final del recorrido. Bajaba, buscaba una parrilla, pedía un sanguche de bondiola, un vaso de tinto. Pasaba un rato en el andén de la estación apoyado en su bastón. Probaba su buena vista ayudada con lentes para ver pasar mujeres, decirles piropos y -después de lograr un "gracias" o una sonrisa bien dada- subirse al próximo tren para volver a su casa antes del anochecer. "contra la soledad del domingo no hay como el viaje en tren" -recuerda con la voz presente de su tío. Se levanta y se dirige al vagón comedor buscando una excusa para estirar las piernas, adelante va una mujer muy agraciada. Al entrar al vagón comedor casi se tropieza con un hombre que caminaba en sentido contrario sin verla. El hombre observa que de las discu…

NOGXA

La conversación fue derivando. Kalman actuaba como un informal divulgador científico: "Se esta trabajando para crear una máquina que permita pesar el pasado". (...) A Miguel le surgían preguntas: ¿Hablás de pesar la materialidad tangible de los objetos que son puro pasado? -Si, pero no sólo de objetos. ¿Una forma de balanza? -Si, de algún modo es una imagen pertinente... Miguel ofreció su casa a probar "ese" aparato que supone dará medidas en kilogramos. Imagina una experiencia extraña, recorrer ambiente por ambiente e ir pesando todo aquel objeto o mueble cuya utilidad no fuese algo “presente” para el sujeto. Objetos cuya presencia en una casa solo pueda atribuirse a la nostalgia, a un puro apego desligado del valor de uso. Miguel se permite volar con una pregunta más que osada: ¿Y como medir la presencia de lo pasado en el cuerpo psíquico de una persona? -Con NOGXA. - ¿? <