Ir al contenido principal

ESPONJA DE TU MADRE...

El tío Aldo se despedía poco a poco, uno lo veía casi igual, con la misma voluntad para servirse un vaso de vino tinto desde la damajuana, pero no era el mismo desde la última internación que lo había dejado maltrecho. Le habían dicho a su mujer -la tía Cucu como le decíamos todos- que sus pulmones ya no funcionaban como deberían funcionar: espontáneamente.
El se despedía diciendo las frases que había conservado como el saber de su vida, a veces más que frases, eran expresiones de rabia contra un mundo que no tenía ni miras de ser ni más justo ni más decente.
Al hombre -su sobrino político- le dedico una observación:
Vos estas así por ser "esponja de tu madre".
El hombre olvido como se olvidan las cosas el resto de la conversación con el tío.
Pero lo de "esponja de tu madre" y lo de “vos estás así” Le habían quedo dando cíclicas vueltas por el pensamiento.
Construyo lentamente una imagen durante la década transcurrida desde el fallecimiento del Tío. Durante ese tiempo también fallecieron su padre, sus suegros, un amigo radicado en Valencia y ocurrieron muchas cosas en las que prefiere no pensar para no distraerse de ese descubrimiento que el tío le había donado como un saber en bruto para ser trabajado.


Ningún otro hallazgo pudo hacer sobre esa predisposición a ser esponja y no solo de su madre. Salvo esa imagen trabajosamente construida:

La imagen de un hombre saturado. Abrumado en líquidos.


Que todas las mañanas al levantarse y salir, no deja de ver el goteo que dejan sus pasos...

Comentarios

Entradas populares de este blog

RESONANCIAS

Prosas en medio de aullidos de lobos de Eduardo Francisco Coiro.
Estas prosas empiezan en medio de aullidos de lobos que asaltan los sueños. Cuando la realidad muestra su rostro de carencia o pérdida, los sueños tienen su poder de revelación de la vida, en especial para elaborar una cuestión nodal como la culpa. Aquí el padre representa a todos los padres expiando una oscura culpa. El poeta recuerda con afecto y respeto a su padre: el padre y sus amores perdidos, silencios, soledad y trabajo en la fábrica. Razón tenía el poeta colombiano Rogelio Echavarría cuando decía que “frente al padre, los poetas han sido más pudorosos en la manifestación de sus sentimientos y más afortunados en la efusión lírica». Un tío le deja a su sobrino unos cuadernos por legado con frases como esta de Rosa Montero: "Lo verdaderamente heroico es querer al otro tal cual es”. Eduardo Coiro también introduce el mito del ángel, un anacronismo en pleno siglo XXI, leyendas como el hada del humo y una pareja e…

EN EL AIRE DE SONRISAS E ILUSIONES INTANGIBLES…

*

Alboroto de gorriones
Van al árbol dormitorio florecido en pájaros de la noche.

No caen a pétalos.
se acompañan de hoja en hoja.

Ellos
Se preguntan porque no hacen nido.

Mirando al cielo vedado por hojas y pájaros.
Se abrazan. Y hacen del abrazo un nido.

*De Eduardo Francisco Coiro. inventivasocial@hotmail.com https://www.facebook.com/CansadoDeTriunfar/







EN EL AIRE DE SONRISAS E ILUSIONES INTANGIBLES… -Textos de Eduardo Francisco Coiro.






*
Hay momentos. Como en esta lluvia. En los que el hombre quisiera barrer con las tristezas. La lluvia hecha de gotas como lágrimas. Con obstinación, el hombre busca algo perenne que lo conecte con la fuerza de la vida. Después de un buen rato de estar parado delante de la ventana. El cielo gris por cielo. El hombre logra lo que necesita: la trenza de Mariana cayendo como espiga de un dorado sol y perdiéndose entre sus pechos.
Con ver esa imagen -que sólo esta en su mente- la tarde ya es una iluminación.





*

Se desnudan.
Ella apoya su espalda contra el respaldo de la cama. …

CORTE DE LUZ

*Fuente de imagen: https://www.xataka.com/robotica-e-ia/hay-quien-quiere-construir-una-etica-del-sexo-con-robots-y-prohibirlo-claro




Si nos vieran nuestros antepasados. Esos que desconfiaban de la tecnología. Los que vivían todavía en una sociedad del humo. Donde uno de los placeres era hacer un fueguito para cocinar un asado. Si nos vieran. En esta absurda y patética época. Las compañías de electricidad que son la delegación terrenal de los antiguos dioses. Nuestras casas donde casi todo funciona a electricidad y a la vez se produce electricidad para retribuir en parte a los dioses no en oraciones sino en su misma moneda materializada.
La soberbia de las compañías que no pueden aceptar la mera posibilidad de la falla o el sabotaje. Hace añares, la serie Black Mirror nos había advertido sobre los terribles efectos de la tecnología combinada con el poder sobre la vida de la gente. Pero no hubo caso, aquí estamos en la sexta hora de corte de luz. Como en otras oportunidades el motivo no es in…